top of page
  • Foto del escritorWAU Marketing

El Futuro Laboral con Inteligencia Artificial: ¿Riesgo u Oportunidad?

Actualizado: hace 5 días


Uno de los temas que más se comentan y publican hoy en día es acerca de la Inteligencia Artificial y el impacto que tendrá en nuestras vidas.  Se comentan temas que generan mucho miedo por el tinte apocalíptico y hollywoodesco con el que se le pinta.  El tema que más se repite es que la #IA nos va a #reemplazar a los humanos en las actividades de trabajo. 


Leyendo el libro “Irreplaceable” de Pascal Bornet, encontré a mi parecer una excelente forma de explicar el por qué talvez no vaya a ser así, y además, como realmente utilizar la IA como una herramienta de resilencia humana y verla como una oportunidad para poder ser más “seres humanos”.


A continuación les comparto el resumen de un extracto del libro para ampliar mi argumento:


Existen tres habilidades exclusivamente “humanas” que representan nuestra humanidad, valga la redundancia: creatividad genuinapensamiento crítico y autenticidad social. Estas habilidades podemos observarlas en su forma más pura en los niños. Aristóteles ya destacó este concepto de habilidades exclusivamente humanas como la clave para una vida floreciente.


Como hemos demostrado, la IA no puede replicar auténticamente estas habilidades humanas.  Esto es porque a la IA le faltan varios puntos intrínsecos a estas habilidades: nuestras experiencias humanas, historias de vida, rasgos de personalidad y emociones humanas, incluido el amor.


Por lo tanto, el adoptar y desarrollar nuestras habilidades humanas enriquece nuestra colaboración con la IA al complementarla. Esto fomenta la innovación, fortalece las relaciones y nos permite resolver problemas más complejos.

Estas habilidades humanas, no las habilidades técnicas, son las habilidades del futuro.

Esta matriz resume qué son las habilidades humanas y cómo se diferencian de las capacidades de la IA.

 

 

A medida que la IA y la automatización se hacen cargo de tareas mundanas y repetitivas, como cálculos manuales, escritura básica, creación de imágenes e ingreso de datos, nos liberan de estas tareas aburridas. Este alejamiento de estas tareas nos proporciona tiempo que podemos invertir en el desarrollo de nuestras habilidades humanas. 


Cuanto más sobresalimos en habilidades humanas, más valor creamos en sinergia con la IA


Al aprovechar nuestras habilidades humanas, evitamos ser redundantes con la IA y realmente podemos aprovechar el potencial de esta tecnología. Por ejemplo, en el sector sanitario, combinar la comprensión empática de un ser humano con el análisis de datos de la IA hace más que simplemente agregar valor; lo multiplica, haciendo efectivamente 1+1=3.


Esta sinergia entre el conocimiento humano y la precisión de la IA no solo mejora la atención al paciente sino que también impulsa la innovación en los tratamientos. Al elevar nuestras habilidades humanas, maximizamos nuestro potencial sinérgico con la IA, ampliando los límites de lo que podemos lograr juntos.

 

Como resultado de los puntos anteriores la IA nos empuja a desarrollar aún más nuestras habilidades humanas y convertirnos en seres más profundos


Al animarnos sin querer a cultivar nuestras cualidades más humanas, la IA nos guía hacia la mejora de nuestra humanidad. Esta profunda perspectiva sugiere que la IA no es simplemente una herramienta para la productividad económica, sino también un medio para amplificar nuestros rasgos más humanos, imaginando un mundo en el que, gracias a la IA, priorizamos el crecimiento del alma y del ser tanto como el crecimiento de la economía. En cierto modo, la IA nos permite redescubrir nuestra humanidad.

 

¿Por qué es importante ser más humanos?


Podemos llevar vidas más #plenas, vidas ricas en #creatividad, significado y conexión. Podemos encontrar una mayor #alegría en nuestro trabajo, nuestros pasatiempos y nuestras relaciones. Y podemos contribuir de manera más positiva al mundo que nos rodea, utilizando nuestras cualidades humanas únicas para marcar una diferencia en las vidas de los demás. Desarrollamos un mayor sentido de propósito, alineando nuestras acciones con lo que realmente nos importa. También nos volvemos más resilientes y nos equipamos mejor para afrontar los desafíos y adaptarnos al constante cambio.

 

¿Cómo podemos desarrollar nuestras habilidades humanas?


Desarrollar más nuestros humanidad es crucial porque nos permite aumentar el valor que generamos con la IA. Para lograrlo, dedica de 15 a 30 minutos diarios a ejercicios que fortalezcan tus habilidades humanas. Aquí hay algunos ejemplos que puedes practicar a diario:


Fomentar la creatividad: realiza actividades que despierten la creatividad, como las artes, la escritura o la resolución innovadora de problemas. Acepta el aburrimiento desconectándote, permitiendo que tu mente divague y estimulando la creatividad natural.


Participa en el pensamiento crítico: desafía tu mente aprendiendo cosas nuevas, participando en debates, resolviendo dilemas éticos o cuestionando el status quo. Argumenta en contra de tus propias creencias para ampliar tu perspectiva y mejorar la mentalidad abierta.


Cultiva relaciones auténticas: prioriza las interacciones cara a cara y construye relaciones basadas en la empatía y la conexión genuina. Saluda a las personas en la calle, profundiza en sus intereses y anticipate a las necesidades de los demás mediante actos de bondad.


Practica la autorreflexión: dedica tiempo a la introspección para comprender tus emociones, motivaciones y el impacto de tus acciones en los demás. Cambia tus rutinas diarias con cosas como leer géneros diferentes a los que siempre lees o tomar nuevas rutas, para confrontarte y comprenderte mejor a ti mismo.

 

Conclusión


Como pudimos ver, el peligro de la IA sobre nuestro bienestar y estabilidad depende mucho más del enfoque desde donde la utilicemos. El adoptar las prácticas descritas anteriormente de forma intencional, puedes mejorar tus habilidades humanas y aumentar tu rendimiento mientras usas la IA.


Dado esto, podemos sentirnos más tranquilos en cuanto a que, para salir adelante en este mundo cada vez más involucrado en la IA, la llave la tengo dentro de mi, en la unicidad que mis experiencias, conocimiento, caracter y criterio generan.  No se trata de si la IA me va a controlar, se trata de como voy a evolucionar a ser un mejor ser humano que, como parte de las herramientas que usa para servir y poner al servicio de los demás sus talentos, tiene la Inteligencia Artificial.


Dime tú, ¿que piensas al respecto?
6 visualizaciones0 comentarios

Comments


© 2024 Creada por Manu García Marketing. Página Propiedad de WAU.

contacto@wau.com

Tel. +502 22517213

Cdad. de Guatemala 01010, Guatemala

bottom of page